Competencias Blandas y Duras en desarrollo de habilidades emprendedoras y la formación profesional

may 19 2013 Published by under Emprendedurismo

Las Competencias Blandas se pueden definir como habilidades que van más allá de las técnicas de un oficio y están vinculadas con la parte emocional, la conducta, las motivaciones, los valores y cultura del ser humano. A modo de ejemplo:

  • Saber oír, aceptar sugerencias y recibir ayuda efectiva.
  • Generar propósitos y alcanzarlos, generar compromisos y cumplirlos, buscar soluciones, generar aprendizaje a través del trabajo en equipo, generar una visión compartida y pensar de manera sistémica.
  • Tener confianza en sí mismo y en los demás, tener preparación para enfrentar cualquier circunstancia, disposición para el cambio inmediato, habilidad para la solución de problemas, actitud de iniciativa, adecuada comunicación oral y escrita, facilidad para el manejo de idiomas foráneos.
  • Habilidad para el buen manejo de las relaciones humanas y estar preparado para trabajar de manera continua en el tiempo.

La Competencias Duras se pueden definir como habilidades relacionadas con las técnicas de determinados oficios o profesiones. A modo de ejemplo:

  • Reparación mecánica y eléctrica: Desde un triciclo hasta un camion, pasando por cualquier motor térmico o eléctrico, incluyendo todo aparato que lo utilice.
  • Reciclaje de lo que no se puede reparar: Transformar desde un microondas en un soldador por puntos, pasando por un motor de frigorífico en un compresor con el depósito de un extintor, hasta lámparas, muebles y todo lo que pueda ser útil.
  • Fabricación, distribución, instalación y venta por web de dispositivos reductores de contaminacion y de consumo.
  • Charlas divulgativas en asociaciones de transportistas, cámaras de comercio, cámaras agrarias, gremios de taxi o cualquir otra entidad relacionada con los apartados anteriores.
  • Apoyo logístico a proyectos consensuados en régimen interno, que muchas veces no se pueden desarrollar por falta de recursos, I+D+i, encaminados hacia el procomún
  • Abastecimiento de bienes tangibles e intangibles, con sus respectivos talleres de formación, charlas-debate, y jornadas divulgativas

aprendiendo_negocio

Twitter del.icio.us Digg Facebook linked-in Yahoo Buzz StumbleUpon

4 responses so far

  • Ana Carolina Alfaro dice:

    Las habilidades blandas, hoy día, complementan las habilidades duras. En las empresas es necesario no sólo tener personas que conozcan sobre su trabajo técnicamente hablando, se requiere además que contengan una serie de habilidades que las lleven a lograr un mejor desempeño laboral, ésta son las habilidades blandas y les permitan enfrentar los retos que se presentan día a día. A continuación se listan habilidades sociale que se deben promover principalmente durantes los procesos de formación profesional:

    1. Correcta selección de su trabajo o dedicación. Demostrar complacencia y compromiso con la dedicación que ha optado por hacer.
    2. Comunicación funcional, efectiva, acertiva. Infomar, inspirar e integrar.
    3. Liderazgo Proactivo. Proponer y conducir procesos ganar-ganar.
    4. Análisis crítico-constructivo. Comprender los Retos y enfocarse en Soluciones.
    5. Creatividad, innovación, capacidad de aprender. Agregar valor en forma constante.
    6. Sinergia, trabajo en equipo, compromiso para desarrollar Capital Humano.
    7. Multifuncional con enfoque en Resultados. Aprender resolviendo lo Importante y Urgente.

    Cómo podemos las habilidades blandas son necesarias para tener un mayor éxito empresarial.

  • rivasg dice:

    Considero que durante el proceso formativo de los jóvenes emprendedores, las competencias blandas son generadas como eje transversal. Generalmente algunas competencias blandas son innatas en el ser humano y se fortalecen de acuerdo al entorno en el cual se encuentra y otras son adquiridas durante un proceso formativo.

    Las competencias duras (técnicas) son las que le permiten al joven emprendedor, obtener las herramientas y competencias necesarias para lograr buenos resultados en la generación de ideas, la planificación y puesta en marcha de su negocio.

    Ambos tipos de competencias son integradoras y contribuyen a obtener buenos resultados en el emprendimiento del joven.

  • En el área de emprendedurismo ambas competencias son necesarias para un joven empresario, la primera le permite en cualquier momento enfrentar los retos que conlleva cada día una empresa, con su familia, competencia y colegas de trabajo o subalternos ó en la toma de decisiones; sin embargo las competencias duras le permitirán que entre más conocimientos tenga y más competencias, le ayudará a tener éxito en sus emprendimientos.

    • Rodolfo Mora dice:

      Si echamos una mirada al desarrollo de los recursos humanos en las organizaciones, notaremos como progresivamente se ha ido sustituyendo la importancia en términos absolutos, de la competencias “duras” para ceder espacio a las competencias “blandas” y esto obviamente generado por lo que Daniel Goleman, afirma en su libro “Inteligencia Emocional”: “contratamos personas, no competencias y destrezas para realizar el trabajo”, de allí se desprende que las competencias blandas son tam importantes como las competencias duras e incluso hay quienes se inclinan más porque las personas posean competencias blandas que duras , pues al final las competencias duras son más fáciles de enseñar y aprender.
      Parece interesante observar como se le esta dando relevancia al fomento de las competencias “blandas” que incluso especialistas de los niveles de educación inicial considerán a este como el objetivo de esos años de estudio del kindergarten: “Quien en los niveles de educación inicial no logre desarrollar sus habilidades y competencias sociales, esta corriendo el riesgo de enfrentar el mayor problema de toda su vida”, por lo que los sistemas educativos a este nivel deberían enfocarse más en fomentar el ambiente idoneo para esa finalidad que para la enseñanza de otro tipo de aprendizajes.
      Finalmente en el mundo del emprendimiento la complementariedad generada por ambos tipos de competencias tiende a proporcionar mayores fortalezas, ya que permite tener emprendedores con mayor visión de futuro, capaces de generar equipos de trabajo sinérgicos comprometidos con la responsabilidad social, que son algunos criterios actuales para evaluar planes de negocios.